Usted es bienvenida/o al Blog personal de Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux Clement, abogado, autodidacta, y escritor con el seudónimo Jovialiste). Como recuerdo de su visita a este blog, escriba un punto de vista, o un comentario en cualquiera de los lugares habilitados para comentarios. Le deseo una estadía excelente, y espero contar en el futuro con su grata visita. El acceso a los otros blogs se halla junto con el perfil.

LOS BUENOS LIBROS

Séneca: "No es preciso tener muchos libros, sino tenerlos buenos"


Quién este interesado en refrescar sus conocimientos sobre quién fue Séneca (Es el señor representado en la pintura de este cuadro), puede hacer click con su mouse en el LINK siguiente:
http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%A9neca


Rincón de una de las catorce bibliotecas de Jovialiste:


COMENTARIO DE JOVIALISTE: Séneca tiene mucha razón. Bastan los buenos libros. Ahora bien: ¿Cuáles son? ¿Hay que leer como yo varias bibliotecas para saberlo?
No. Los de los grandes autores ya consagrados por los entendidos y por la misma historia.
Me refiero a autores como HOMERO, VIRGILIO, DANTE, CERVANTES, SHAKESPEARE, MOLIERE, MILTON, GOETHE, RUBEN DARÍO, DICKENS, DOSTOIESWKI, POE, BAUDELAIRE, OSCAR WILDE, VICTOR HUGO, ALEJANDRO DUMAS, MARK TWAIN, WOODY ALLEN, BUKOSWKI, LAMARTINE, etc.
No obstante, me ha ocurrido toparme con un libro de un autor o autora casi ignoto/a y hallarlo muy bueno, y útil. Por lo que en general todos los libros son buenos libros pues en ellos se suele volcar lo que más sabemos, lo que tenemos que decir nosotros y solamente nosotros podemos decirlo, o lo que como cristuras hemos creado a semejanza aunque remota del Creador de este universo.
Hay personas que han leído un sólo libro; pero lo conocen bien, pues no solamente lo han leído sino que lo han releído muchas veces.
Antiguamente pasaba lo que acabo de contar con la ILÍADA, y con la ODISEA, atribuídas a HOMERO. O con LA ENEIDA, escrita por VIRGILIO. O con grandes libros de la China como EL LIBRO DE LOS CAMBIOS, el llamado I CHING. En Occidente con LA BIBLIA. Otros fueron lectores de EL QUIJOTE DE LA MANCHA por CERVANTES. o de LA DIVINA COMEDIA por Dante; Y en la Argentina, me han contado de una persona que leía, y releía, EL MARTÍN FIERRO por JOSÉ HERNÁNDEZ, y podía recitarlo de memoria.
En la época de Séneca, los libros eran muy diferentes de los actuales. Y luego también fueron distintos, hasta el invento de la Imprenta. Con posterioridad a ese invento, los libros han ido mejorando en cuánto a su producción y a su presentación con la incorporación de otras maneras de confeccionarlos hasta llegar a la actual mediante la computación.
Y con la reproducción de las fotografías, cada vez de mayor calidad, y además no solamente en blanco y negro, sino en colores.
No obstante, en el siglo XIX fueron editados libros que son verdaderas joyas por los grabados que contienen de dibujos, de paisajes, etc.
Yo he tenido en mis manos algunos de estos libros que se encontraban en la BIBLIOTECA NACIONAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA. Fueron adquiridos por PAUL GROUSSAC, su primer director. Son verdaderas obras de arte.

Alguna vez, alguien que me visitaba en mi casa, me preguntó:

_ ¿Por qué tantos libros? ¿Los ha leído a todos?

A todos, todos, aún no. Pero sí al 98% por lo menos.

_ ¿Y por qué lee tanto?

Pues por el placer de leer. Leer es un gran placer, quizás uno de los mayores. Me acuerdo que a veces que tuve jornadas de trabajo agotadoras de catorce y más horas, cuando me acostaba, antes de dormirme, en mi cama leía un poco de algún libro interesante. Así, al cabo de un tiempo, lograba leerlo completo. No más de media hora o de una hora, pues a la madrugada siguiente mi despertador sonaba muy temprano y mucho antes que saliera el Sol cuando todavía era de noche y me esperaba otra jornada de doce o más horas de trabajo.
Leer era como un remanso mental. Unos minutos de gran placer que me producían un efecto equilibrante, y antiestrés. Además, lo recomiendo, porque alimenta la mente para que sueñe, y ayuda a dormirse inmediatamente.

_ ¿Y por qué a mi no me gusta leer?

No sabe, si le gusta o no.

Quizás no lea lo que le interesa, sino por obligación. Le han inculcado, o usted ha asimilado que leer es como un deber, y no que es un placer. Por el contrario, que está regido por el dolor. Si no le gusta es porque ha sido condicionado en su infancia, y tal vez luego por una parte de la sociedad para que no le agrade la companía de un buen libro, y prefiera la televisión, la radio, las salidas, la música, etc para combatir el aburrimiento.Es la consecuencia de las companías muchas veces torpes y/o vulgares que quizás suele frecuentar.

En mi caso leo porque leer me produce placer.

Exprésese. Escriba un Comentario en comentarios:

16 comentarios:

Anónimo dijo...

También, me encanta leer. Leo de todo un poco. Novelas, poesía, historia, y arqueología. J. Herrera

Anónimo dijo...

Los libros fallutean y muchas veces nos clavan.

Anónimo dijo...

Tendria que nacer de nuevo, pero algo he leido, revistas, y a veces alguna novela. Voy a llevarle el apunte, a probar como me va. Americo Valdes

Anónimo dijo...

Creo que los libros no dan mas que cultura, no te ayudan a pensar, para pensar estamos solos.

jovialiste dijo...

Interesante. Muchas gracias por opinar.

Anónimo dijo...

Los libros son nuestros mejores compañeros

Anónimo dijo...

No leo mas que revistas, y el diario. No tengo tiempo.

jovialiste dijo...

Gracias por sus visitas y por sus comenarios.

jovialiste dijo...

Gracias por sus visitas y por sus comenarios.

ana maria parente dijo...

Ud Jovialiste es de los que nunca pueden,como nosotros ,tener la casa arreglada porque los libros ya no tienen lugar en las bibliotecas.

ana maria parente dijo...

Papá fué secretario privado de PAUL GROUSSAC EN LA BIBLIOTECA NACIONAL.
Como eso se lo conté a personal directivo ,buscaron los antecedentes y apareció la letra de mi papá en un estudio que Paul habìa hecho.
El vino a estudiar derecho a LA PLATA y un amigo lo puso de pinche en la Biblioteca para ayudarse.Un día estaba limpiando cajones y a un señor que por allí pasaba lellamò la atenciòn que habìa puesto un señalador en un libro clásico.
Se puso a conversar con él de igual a igual ,incluso a discutir pués sus opiniones eran dispares.
Al otro dìa fué ascendido a secretario.
Mi padre era muy culto.Lástima que en la adolescencia no se puede aprovechar.Uno solo piensa en los sinsabores de los amores juveniles.Murió cuando yo tenìa solo 22 años.
De chica fuí testigo de muchos momentos trascendentes para argentina y el mundo por causa de él.
Conocí el Iran del Sha,la Cachemira en conflicto del 1965,la Hungria del 1956.

jovialiste dijo...

Tienen sus anaqueles en sus bibliotecas. Los que estaban en la mesa lo estaban para mirar algún tema o sea para consultar.

jovialiste dijo...

Groussac fue un gran director de la biblioteca. Hay que ver los libros que se adquirieron en aquellos tiempos, verdaderas joyas, yo diría únicos en el país.
Cuando estaba en la calle México yo era joven y algunas veces concurría a la biblioteca y pude tener en mis manos algunos libros extraordinarios.
También me acuerdo de Borges, porque siendo director lo veía que circulaba por los pasillos superiores.
En esa época había escritores, estudiosos, investigadores que a diario concurrían a la sede de la calle México, se sentaban en un pupitre, y allí establecían su escritorio durante todo el día y hasta horas avanzadas.
Que bueno haber podido formarse conociendo al mismo tiempo esos países de leyenda en ese entonces.

ana maria parente dijo...

Pensar que cuando era niña se me daba por rimar.
En la Escuela de Arte Escénico lo tenìa de profesor de literatura a un hijo de JUAN L ORTIZ.Siempre me pedìa mis versos y se los mostraba al padre ,quien siempre me alentaba a escribir.
Un dìa este muchacho nos hace redactar un"composiciòn como se decìa antes".
Una compañera hace una y ,como era tan mala ,yo sin querer me rio.
Evar,así se llamaba este jóven,le comenta a su padre lo de mi burla.
JUAN L ORTIZ me manda decir que"como cristina el reirse de los demás por sus carencias era una ignorancia ya que mis dones no eran mios sino del creador".
El era ateo pero por su opinión parece que entendìa bien que significaba el cristianismo.
Pasado el tiempo un miembro de la academia de letras(entrerriano también)dicta en el CENTRO ENTRERRIANO una conferencia sobre JUAN L ORTIZ.
Como mi esposo,en esos momentos era miembro de su comisión directiva,este académico y su esposa se sientan frente a mi sitio.
En la reunión una señorita presenta un himno de su composiciòn homenajeando a la gente entrerriana.Sin disimulo este académico y su esposa se burlan(los académicos habìan bajado un poco de categorìa con el tiempo).
Aprovecho ,por supuesto ,en la conversación para relatar lo desagradable que era para JUAN L ORTIZ la burla al prójimo.

jovialiste dijo...

Si tienes ese don de rimar, conviene que lo cultives, pues nada bueno o malo se logra sin antes hacerlo.
En estos días pasados por casualidad estuve leyendo en un libro el parecer de un pensador sobre las rimas.
Él dice que si uno las convierte en textos en prosa descubre la razón de por qué el autor las redactó originalmente en forma de rimas.
Este pensador escribe que el poeta usa predominante la parte del hemisferio cerebral derecho en tanto compone textos rítmicos, que en cierta medida el hemisferio cerebral izquierdo queda bloqueado, y entonces puede expresarse de una forma que no es habitual en la vida lógica y pragmática cotidiana.
En resumen, para él cuando escribimos poesía expresamos cosas que de otra forma quedarían reprimidas por inconciliables con el medio.
"Del salón en el ángulo oscuro..."
"cuánta nota dormía en el arpa".
En ese salón había una esquina mal iluminada donde estaba arrumbada un arpa que tal vez nadie tocaba..." Etc, etc.

jovialiste dijo...

Si Becquer lo hubiera dicho en prosa el texto tal vez - no lo sé en verdad - podría haber sido trivial o insustancial y pasar inadvertido y por ende no haber llegado a nuestros días. ¿Qué te parece?