Usted es bienvenida/o al Blog personal de Grand Jovialiste (Dr. Eduardo Brieux Clement, abogado, autodidacta, y escritor con el seudónimo Jovialiste). Como recuerdo de su visita a este blog, escriba un punto de vista, o un comentario en cualquiera de los lugares habilitados para comentarios. Le deseo una estadía excelente, y espero contar en el futuro con su grata visita. El acceso a los otros blogs se halla junto con el perfil.

CONTRA EL MALHUMOR.

¿Quién no tuvo unas horas o inclusive un día en que estuvo con malhumor? Pero hay personas que un día andan con malhumor, y al siguiente también, y alguno no; pero otros días sí, y que suelen cultivar el malhumor. Y contagian a otras que conviven con ellas, o las frecuentan. Puede haber "rachas", y "epidemias" de malhumor, individuales, y de grupo.

¿Qué es el malhumor? Es un estado de ánimo ocasional o habitual que se caracteriza por sentir fastidio, disgusto, enfado, insociabilidad, resentimiento. Es una parte "sombría" del ser humano.
Jung hablaba de un proceso de individuación. El primer estadio de este proceso era percibir la propia sombra, nuestra parte inconsciente negativa. La sombra no es el total del Inconsciente. Es la capa del Inconsciente que está en cercanías del ego. Cuando echamos una mirada a nuestra sombra, ésta pierde poder sobre nosotros. Por ejemplo, si sentimos enojo cuando nos reprochan una falta, cuando nos critican, si nos damos cuenta porqué nos encolerizamos, y tomamos consciencia de ello, puede ayudarnos a disolver el enojo, y a dejar de sentirlo. Estos aspectos de nuestra personalidad suelen aparecer en nuestros sueños, por lo que puede ser útil acudir a la consulta con un Terapeuta.. Porque la sombra puede constar de otros componentes, por ejemplo, de ambición inconsciente frustrada, de hostilidad reprimida, etc.
Al margen, Juan Pablo II señaló la importancia de tener ideales, fe, y en nosotros mismos, como un remedio frente a los acontecimientos negativos y a los obstáculos de la vida. ¿Por qué podemos estar de malhumor? ¿Qué causa/s hay?
Distintas: Se habla que un "ataque de hígado", una contrariedad, un problema que se nos ha cruzado, una limitación, una frustración, un modo de vivir la jornada. ¿Qué podemos hacer para luchar contra nuestro malhumor? Muchas, y diferentes cosas, según sea la/s causa/s. Desde la visita al Médico, al Psicólogo, al Psiquiatra, hacer Psicodrama, hacer un deporte que nos agrade, refugiarnos en una actividad que nos brinde placer, darnos satisfacciones, hacer una vida sana, hasta el cultivo del antídoto señalado por José Ingenieros - sobre el que hemos ya hablado en el artículo de este Blog titulado LA RISA TERAPÉUTICA, - es decir, poner una sonrisa en nuestro rostro aunque al principio sea forzada, y ejercitarnos en reír a diario.
Leer chistes, tiras cómicas, ver espectáculos cómicos, ver las cosas de la vida con una mirada positiva y favorable, ser optimistas, no ser tan serios, ni formales, etc. Aflojar los hombros, distender los músculos de la boca, del ceño, y del cuello, en fin: Relajarse.
Inspirar aire puro cada tanto, volver a vivir un éxito o un triunfo en la pantalla de la mente, o revivir una escena placentera en la memoria, y por qué no, cerrar los ojos, y con la imaginación, trasladarnos a un lugar que nos agrade mucho. Puede ser muestro hogar, una playa, una montaña, una sierra, un campo, un arroyo.
---&---
Escriba su comentario en comentarios:

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Por qué - quiero saber - se dice que alguien es "chinche"? ¿La chinche, me refiero al insecto, produce ese estado? ¿O es por las picaduras que molestan?

jovialiste dijo...

Causa irritación en la piel.

jovialiste dijo...

Además se suele llamar chiche a una persona molesta o pesada que no consiguimos sacarnos de encima. ¿Ha conocido a alguno de esos especímenes pegajosos y molestos? Jovialiste

jovialiste dijo...

Donde dice chiche debe leerse chinche.

Anónimo dijo...

La gente broncuda estropea su vida y la de los demas

jovialiste dijo...

Gracias por su comentario

ana maria parente dijo...

Hay que considerar que uno es una perpetua broma y reirse de uno mismo ,es un remedio saludable.

jovialiste dijo...

Para éso conviene cultivar cierta humildad y ausencia de soberbia.